Cartas - Opiniones- Debate

Protesta por mala atención

sábado, 13 de marzo de 2021 · 09:00

Señor director:

Soy afiliado a la obra social OSPE, Plan 403, poseo una discapacidad, más específicamente tengo una amputación de mi pierna derecha, con lo cual me movilizo en silla de ruedas.

Me dirigí al Centro Médico Roentgen, sito en 9 de julio 141 para una consulta con mi médico y presenté la autorización que había solicitado previamente a la obra social antes mencionada por WhatsApp el  día 1 de marzo del corriente año, allí me comunican que la misma estaba mal autorizada, que por lo tanto tenía que abonar dicha consulta cuyo valor es de $1.700. Tuve la suerte de que en ese momento tenía dinero para abonarla sabía que luego pediría el reintegro una vez que me autorizaran correctamente dicha consulta.

Cabe aclarar que por poseer certificado de discapacidad la consulta debía cubrirme el 100% si estaba correctamente autorizada.  Luego de ser atendido en Grupo Roentgen , y destaco que siempre fui muy bien atendido, me dirigí a grupo Genser, ubicado en 25 de Mayo 120, en misma manzana de Roentgen, allí mandé a mi hija que les diera la autorización para que fuera corregida, mientras yo esperaba en el auto acompañado con mi papá... A mi hija le cerraron la puerta en la cara, fue atendida por señora o señorita que ocupa el primer box. No es la primera vez que me atiende de esa forma. La mala educación, la inexistente predisposición para resolver un inconveniente que por cierto fue ocasionado en esa dependencia por los responsables de autorizar mi orden médica parece ser una costumbre o simplemente debo interpretar hostigamiento hacia mi persona.

El fundamento que me dieron era que atendían por WhatsApp, que debía pedir nuevamente la autorización por ese medio. Sin considerar que si cometieron un error, solucionarlo lo más rápido posible debería ser una prioridad, más para alguien con discapacidad, porque ni siquiera puedo ingresar a dichas oficinas ya que dicha instalación carece de rampa para discapacitados, algo altamente irónico tratándose de un lugar relacionado estrechamente a la salud.

Antes de la pandemia cuando he ido a solicitar alguna autorización esta misma señora/señorita, cuyo nombre desconozco, también me ha atendido de muy mal modo en la vereda, reitero, afuera porque no tengo acceso a Gensen.

Debido a que mi hija no fue atendida, emprendí la difícil tarea de bajarme del auto (algo que me lleva tiempo y me provoca dolor físico por la osteomielitis de mi único pie semiamputado)  al hacer el mínimo apoyo en el suelo, me dirigí y recibí el mismo “portazo” por la misma señora, otra vez argumentando que era por WhatsApp... Mi urgencia era recuperar el dinero de la consulta porque no soy millonario y necesitaba ese dinero...

Como me cerró la puerta esta señora, decidí llamar a Seguridad Ciudadana para informar la falta de rampa, y dejar constancia de la dificultad de poder acceder a dichas oficinas. Este accionar se llama autoritarismo, abuso de poder, denigración, “cerrarle la puerta al discapacitado, total no puede entrar”. ¿Qué diría INADI sobre esto?

En ese momento sale otra persona preguntándome cual era mi problema, con lo que vuelvo a repetir,  que la autorización estaba mal hecha. En ese momento otra señora entra a la oficina y en menos de un minuto resuelve la situación, entregándome la autorización corregida.  Esto resalta la mala voluntad de la primera señora que me atendió, ella podría haber resuelto, preguntando o indagando cual era mi situación, eso básicamente se llama empatía que nunca tuvo, la falta de sensibilidad es vergonzosa.

En ese mismo instante se presenta una autoridad de Genser, quien me pregunta cuál era mi problema y me pide disculpas muy amablemente por la situación.

Mi reclamo es el siguiente: tratándose de un ámbito relacionado a la salud, deberían capacitar o instruir al personal sobre cómo tratar a gente con dolencias, ya que cada vez que uno recurre a un lugar así no lo hace por placer; es porque alguna mala situación de salud estamos padeciendo y lo último que necesitamos es sentir desprecio al ser atendido.

Franco Benedetto - DNI 29.884.157

3%
Satisfacción
11%
Esperanza
57%
Bronca
15%
Tristeza
7%
Incertidumbre
3%
Indiferencia

Comentarios