Mano a mano

El espectáculo debe continuar

lunes, 12 de abril de 2021 · 09:00

Escribe: Nancy Musa
De nuestra Redacción


El espectáculo debe continuar. Aunque las variantes de un virus empañen los carteles y la incertidumbre apague las luminarias, el show sigue sin restricciones. Bajo la mirada agazapada del octavo pasajero, se levanta el telón y salen los distintos personajes a transitar los pasillos en busca del arca perdida.

Nadie dice “Paso”. La mayoría dice “quiero”. Los que tienen responsabilidades de gobierno hacen malabarismos para sostener la complicada situación, los que se fueron no miden sus acciones con la ambición de “volver”. No importa si es con la frente marchita o con las nieves del tiempo plateando la sien, como dice el tango.

“Este país es nuestro”, repiten por lo bajo y por lo alto los representantes de la clase social privilegiada. Los representantes de quienes tienen la sartén y el mango bajo su ala y no permitieron ni permiten que la tortilla se de vuelta.

El juego sucio viene de años y nunca se acaba. Se asemeja a la historia sin fin o al cuento de la buena pipa.

Juntos por el Cambio se ha descambiado. Unos se pusieron las prendas características de una guerra, otros están buscando vestimentas más moderadas. La unión hace la fuerza, pero la fuerza no construye la unión.

Los difusores del odio tienen una figura seleccionada por el dedo de los “todopoderosos”. El personaje central de la obra “Vamos a la carga” se llama Patricia. Ni hace falta mencionar su apellido. Con un historial que la hizo “desfilar” al son de los tambores por diversos partidos políticos y cargos, la presidenta del PRO avanza en los casilleros del juego de la oca, o de la oca-sión.

Fiel a su estilo, la mujer a la que algunos apodan “la Piba” y otros “Pato”, saca de su manga todos los trucos aprendidos a lo largo de su carrera. Miente, miente que algo quedará. Al fin y al cabo, o al fin y al sargento, o al fin y al capitán, ella se siente impune, casi intocable.

Le disputa el poder al propio Mauricio y al no tan propio Horacio. “Pato mide más que los dos juntos”, afirmó un allegado con una encuesta que todavía no se sabe si es “en cuesta arriba o en cuesta abajo”.

El show debe continuar. Cuenta con un séquito de personajes de sainete que dicen las estupideces más notables y llaman a la desobediencia civil en nombre de la “libertad”, una palabra que ni siquiera saben deletrear.

Tiene el apoyo, además, de un grupo de comunicadores especializados en la falsedad y las malas costumbres informativas.

Personajes de la tragicomedia con capacidad de rifar su poco o mucho prestigio en aras del espectáculo, un espectáculo con poco público debido a las restricciones de la pandemia.

Personajes disparatados. Típicos de la decadencia de un mundo que desactivó el GPS y perdió el rumbo en el momento más preocupante para la humanidad.

“Nadie quiere quedar pegado a Mauricio” en esta comedia.

 

¿Quién le pone el cascabel al Gato?

Ha sido una semana nefasta para el expresidente de la Nación. Aislado por ser contacto estrecho de un dirigente “COVID positivo”, ve pasar ante sus ojos una serie de investigaciones que lo ponen en jaque.

El problema más grave es que sus acciones, encuentros en Olivos y la Rosada, involucran a varios jueces federales que están muy preocupados por su futuro y están analizando la manera más elegante de salir del brete sin pagar un alto costo.

La deuda del Correo es indefendible. La causa lleva 20 años, se negaron a pagar la deuda con el Estado, quisieron arreglarla por unas chirolas durante su administración y siguen dispuestos a retacear la cancelación.

El perjudicado es el Estado, o sea, todos los argentinos. ¿Hasta cuándo van a usar la política para eludir sus responsabilidades privadas?

El endeudamiento con el FMI, la fuga de capitales, el uso para la campaña política. Otro acto que perjudicó al país y que ha sido objeto de una denuncia penal por defraudación.

¿Hasta cuándo eludirán sus responsabilidades societarias?

¿Hasta cuándo, en nombre de la República, defenderán la Reprivada?

Millones de empresarios; industriales, pequeños y medianos; están luchando por sobrevivir, millones de personas son pobres, mientras un minúsculo sector se enriquece a costa del Estado y criticando al Estado.

 

Cuando los “Santos” vienen marchando

De pronto, sin previo aviso, parte de la oposición cordobesa salió al ruedo y llegó a Villa María. ¿Oposición? En el transcurso de la semana que pasó, con tanta ebullición, visitó la ciudad Gustavo Santos, un interesado en ser candidato a senador por Córdoba este año.

¿Quién es Santos?, se preguntarán algunos.

Viene de la UCR, amigo del gobernador Juan Schiaretti, funcionario del gobierno cordobés en Turismo de 2007 a 2015, y funcionario de Mauricio de 2015 a 2019.

Gustavo Santos, entre 1971 y 1979 estudió la Licenciatura en Letras en la Universidad Nacional de Córdoba, donde cursó un año más para convertirse en profesor de la misma carrera.

Estudió Gestión Pública del Turismo en la Agencia Española de Cooperación Internacional de Andalucía, España; realizó una Maestría en Dirección de Empresas de la Universidad de Córdoba, y una Maestría en Políticas de Estado en la Universidad Católica de Córdoba y en la Universidad de Georgetown (según figura en su biografía).

Quiere ser senador este año y gobernador en 2023. Lo apoyan Darío Capitani y Karina Bruno, las piezas locales moderadas del PRO.

Los que se manejan con equilibrio y estudian las circunstancias. Los que están cerca de Horacio, Rogelio y el ala tranquila, por así decirlo, de una alianza explotada.

Los que quieren equilibrar, el desequilibrio.

Santos fue muy tranquilo en sus declaraciones, pero dijo que se debía elegir entre dos modelos, el republicano y la autocracia.

No aclaró a qué consideraba republicano, ya que apoya una coalición que rompió normas elementales de dicho sistema, como es el armado de una mesa judicial, entre otras cuestiones.

La provincia de Córdoba renueva, este año, tres bancas en Senadores. Son varios los candidatos que pugnan por llegar a la Cámara alta.

La disputa para encabezar la lista será complicada y ya estaría, bastante acordada, la postergación de las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias).

El proyecto presentado en Diputados contempla realizar dicha contienda en septiembre y las generales en noviembre.

El escenario, con la segunda ola de la pandemia, es adverso para una campaña electoral. La mayoría de los ciudadanos tiene preocupaciones más importantes y los políticos con sus discursos quedan en segundo plano.

Mucha agua va a correr bajo el puente hasta la primavera.

No obstante, el show debe continuar.

 

CLASIFICADOS 12 DE ABRIL

 

“Si tengo que perder una elección por esto, la pierdo, pero quiero dormir en paz. Dicen que estoy haciendo esto para evitar las PASO. Por favor, ¡¿cómo alguien puede pensar semejante barrabasada?! Hay que ser muy miserables para decir eso”.

Alberto Fernández, presidente de la Nación

 

“Las economías de ingresos medios concentran alrededor del 65% de la población del mundo que se encuentra en situación de pobreza. Por lo tanto, las economías de ingresos medios también necesitan urgentemente más liquidez”.

Martín Guzmán, en el marco de una reunión con el FMI

 

“Es contradictorio que este domingo voten peruanos y ecuatorianos en Argentina, pero que el Gobierno no deje votar a los argentinos en el exterior. Que Máximo Kirchner pida elecciones para el PJ (Partido Justicialista) en la provincia de Buenos Aires, pero quieran cambiar la fecha de las PASO. La doble vara del que tiene miedo”.

Patricia Bullrich, presidenta del PRO

 

“El operativo consistió en evidenciar el respeto de las medidas de bioseguridad, tanto por parte de los titulares y empleados de los comercios como de los clientes que se encontraban presentes en los diversos puntos.

Los inspectores controlaron el factor de ocupación conforme a la capacidad de personas permitidas, el uso de alcohol en gel, tapabocas o barbijos y el cumplimiento del distanciamiento social”.

Informe del municipio en relación a los controles que se están realizando

1
3
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios