Semana Santa con nuevo ministro y una ley ansiada

lunes, 29 de marzo de 2021 · 08:30

Escribe Nancy Musa
De nuestra Redacción

Qué semanita la que pasó. Qué semanita la que se viene. Llegó el otoño y el ritmo del pulso político se aceleró. La mayoría de la dirigencia anda con un bastón de mariscal en su mochila. Hasta el expresidente quiso sumar a Juan Domingo Perón a sus filas.

Año electoral, año de pandemia. Las cepas del virus hacen malabarismo entre las cuerdas desafinadas de una guitarra que ya fue sacada del ropero para acompañar las serenatas de los que tienen la mirada puesta en las elecciones de medio término.

Los últimos días de marzo sacaron de su bolsa de regalos un par de sorpresas.

Los diputados sesionaron sábado y domingo. La oposición decidió acompañar un proyecto relevante del oficialismo. ¡Aleluya!

“No todo está perdido, yo vengo a ofrecer mi corazón”, podría haber sido la canción de fondo de la mañana dominguera.

La cuestión es que la Semana Santa llega con nuevo ministro y la media sanción de una ley ansiada por los trabajadores.

Vamos por orden.

La sesión especial, convocada para el día sábado, por el presidente del cuerpo, Sergio Massa, comenzó con la aprobación de la renuncia a su banca de diputado nacional rionegrino Martín Soria.

El joven asumirá, esta tarde, en el Ministerio de Justicia. Una cartera fundamental para el gobierno en esta nueva etapa. El trabajo para el flamante ministro será arduo. En su agenda tiene temas de la categoría “peso pesado”.

A saber: lograr la sanción definitiva de la Reforma judicial que está anclada en la Cámara baja, desde agosto del año pasado tras haber obtenido el visto bueno del Senado.

Lograr los votos necesarios será una de sus principales tareas. “Estamos cerca de un acuerdo”, comentan en el oficialismo. Otro punto es resolver la normalización de la Procuración, todavía a cargo del interino Eduardo Casal, nombrado por el gobierno de Mauricio Macri.

El avispero está revuelto. Denuncias por aquí, denuncias por allá. Precisamente, una de las investigaciones realizadas por Soria colocó bajo la lupa la actuación del juez Gustavo Hornos, que está siendo analizada por el Consejo de la Magistratura.

Mientras la Corte de Brasil anuló todas las sentencias dictadas contra Lula y en Bolivia detuvieron a Jeanine Añez y algunos de sus ministros por el golpe contra Evo, en Argentina comienza a saltar, lentamente, los supuestos manejos de la denominada mesa judicial de 2016 a 2019.

 

Peronista desde la cuna

Soria tiene un desafío enorme en la puerta y en el fondo. El abogado, nacido el 15 de diciembre de 1975 en General Roca (Río Negro), reúne las características para cumplir con la función encomendada, al decir de quienes lo conocen. Es peronista desde la cuna.

Soria es un ejecutivo, fue ocho años intendente de su ciudad natal (2011 a 2019) y llegó a la banca nacional de Diputados en la boleta del Frente de Todos. Sus primeras declaraciones causaron ruido en el denominado “Partido judicial”.

“Esta Justicia, así como está, no va más. Por eso es tan necesario conocer cuál es la visión de la Corte sobre la situación de un procurador atornillado hace tres años y que nadie eligió; sobre la ley de reforma del Ministerio Público Fiscal…”, escribió en su cuenta de Twitter al momento de ser designado por Alberto Fernández.

Durante esos días anticipó que apenas asumiera pediría una audiencia con los miembros de la Corte Suprema.

“Sin Justicia no hay Estado de Derecho. Por eso es necesario conocer la opinión de la Corte Suprema en relación a lo que sucede en Casación, que es un verdadero escándalo. Debemos saber cuál es su visión y cómo pueden ayudar a superar esta situación inadmisible”.

El flamante ministro no metió a todos en la misma bolsa. “No todos los jueces y fiscales de la Argentina van a contramano del Estado de Derecho. Es más, entendemos que son muchos quienes se ubican al margen de ese blindaje corporativo que desprestigia al Poder Judicial y lo ubica de espalda a los ciudadanos y ciudadanas”.

En carpeta está también la jubilación de los jueces que ya tienen el trámite iniciado.

ANSES, la repartición presidida por Fernanda Raverta, le envió carta documento a 220 funcionarios judiciales que presentaron los papeles para acceder al beneficio de la jubilación. O lo hacen ahora o el trámite se dará de baja y a empezar de nuevo.

Hubo zapateo y revoleo de ponchos. Más de 30 integrantes del Poder Judicial optaron por el retiro, ninguno de los mediáticos hasta el momento.

El plazo todavía no venció. Los más optimistas estiman que después de la Semana Santa habrá más novedades.

 

Todas las manos, todas

La fría madrugada del domingo fue calefaccionada por las pasiones encendidas en el Congreso. El debate sobre el proyecto de reforma al Impuesto a las Ganancias fue uno de los temas candentes. La propuesta impulsada por Massa logró media sanción con 241 votos a favor, 0 negativos y 3 abstenciones.

¡Aleluya! Será un beneficio para 1.267.000 trabajadores y jubilados que dejarán de abonar dicho tributo y permitirá volcar al mercado interno más de cuarenta mil millones de pesos.

Además, incluye en el texto de una modificación para que los trabajadores esenciales no paguen ese impuesto “durante lo que dure la pandemia”.

El debate tuvo todos los condimentos. Planearon las chicanas, los discursos exagerados, los cruces verbales y las perlitas.

Algunos opositores calificaron de “engendro” el proyecto, lo cuestionaron de la A hasta la Z, para terminar su discurso diciendo “lo vamos a acompañar”. Un gran paso.

Por su parte, la diputada del radicalismo, Carla Carrizo, aportó una modificación para que las rentas vitalicias de los expresidentes y vicepresidentes paguen el Impuesto a las Ganancias. “La decisión que tomó la vicepresidenta (Cristina Fernández de Kirchner) se transforma en una regla general: deben pagar Impuesto a las Ganancias, como aspiramos que algún día lo haga el Poder Judicial”, indicó Massa sobre el particular.

Los tres diputados que definieron abstenerse fueron: el macrista Luciano Laspina, el radical Facundo Suárez Lastra y la legisladora de la Coalición Cívica, Mónica Frade, todos de Juntos por el Cambio.

Más allá de los puntos y contrapuntos, el acuerdo logrado en el Congreso es un avance muy importante.

Felices Pascuas.

 

Clasificados del 29 de marzo

- “Estoy contento por estar aquí. Esta es una de las ciudades más pujantes y que más progresó en estos últimos años. Además, es por un motivo muy bueno y caro a los sentimientos de federalismo que tenemos los cordobeses. La inauguración de este monumento es destinada para alguien que fue nuestro primer gobernador y fue además un héroe en la lucha contra las invasiones inglesas allá en Buenos Aires. El, como capitán de Arribeños (término militar), fue el que derrotó al ‘33 de línea’, uno de los regimientos británicos más famosos”. Juan Schiaretti, gobernador, de Córdoba, en el marco de la inauguración del busto de Juan Bautista Bustos en Villa María
 

- “Públicamente venimos a denunciar que el Colegio Nacional, a casi un mes de haber comenzado las clases con la modalidad mixta (presencial-virtual), no pudo iniciar la presencialidad debido a la falta de seguridad sanitaria. Y esto tiene que ver con que los baños no están terminados”. Carlos Andrada, UEPC
 

- “A nivel local se han identificado escuelas de nivel secundario y primario que no han podido volver a clases ya que las condiciones edilicias y otras carencias no se lo permitieron: problemas de infraestructura como tener los baños inhabilitados, pintura, conectividad, insumos de librería, entre muchas otras”. Bloque Vamos Villa María
 

- “Al recordar que el trabajo doméstico no es una ayuda, sino un trabajo, sostenemos la afirmación de que a las trabajadoras domésticas les corresponden los mismos derechos laborales que a las y los demás trabajadores. Tanto ellas como los empleadores tienen derechos y deberes que deben cumplirse”. Elva López Mourelo, especialista de la OIT a cargo del área de Mercados de Trabajo Inclusivos

 

1
4
16%
Satisfacción
0%
Esperanza
83%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios