La ciudad que nos duele

La semana pasada, un grupo de vecinos y proteccionistas fueron testigos de “una triste situación en las calles de la ciudad”, tal como lo relataron a través de una nota enviada a la Redacción del suple. En la misma marcaro que “la Unidad Judicial de Villa María no funciona” y que es una “ciudad qu
jueves, 8 de abril de 2021 · 08:45

A continuación transcribimos el relato: “Día miércoles 31 de marzo, siendo las 14.20, vecinos y proteccionistas nos encontramos con una triste situación en las calles de la ciudad. En barrio San Martín, calle Mendoza 2351 (donde se domicilia un policía de la Provincia de Córdoba) se hallaba un equino atado a un carro de gran tamaño. No siendo éste apto para tracción a sangre. La yegua se encontraba cargada con una excesiva cantidad de peso (varios metros cúbicos de escombros), condición corporal muy precaria, herraduras parcialmente destruidas y que según lo expuesto por su “propietario” había parido recientemente.

Ante esta alarmante situación decidimos llamar a la Policía, la que demoró una hora en llegarse al lugar, logrando con esto permitir que los propietarios del desafortunado animal realicen varios viajes en las pésimas condiciones anteriormente mencionadas.

Al lento accionar de la Policía, también se le sumó la demora (de dos horas o quizás más) de Seguridad Ciudadana en llegarse al lugar a pesar de las reiteradas llamadas de vecinos.

También esperaron sin respuestas al veterinario del municipio, quien nunca se hizo presente para constatar el estado de salud de la yegua.

Lamentablemente ninguna de las autoridades pertinentes pudo dar una solución satisfactoria, y a pesar de estar violando la Ley 14.346 (ley penal, nacional y de acción pública) permitieron al propietario retirarse con el mismo, condenando al animal a seguir siendo maltratado en plena calle, sin justicia alguna.

Tristemente se pueden observar día a día diversas situaciones críticas, como ésta, sobre la utilización de carros (TAS) en nuestra ciudad, entre las cuales podemos mencionar: accidentes de tránsito causados por la incorrecta circulación de los carros, sin ningún tipo de señalización visible por las noches y a contramano; demasiadas personas arriba del mismo, sin ningún tipo de seguridad o elementos de protección; inseguridad y precariedad laboral, ya que se realiza un trabajo de recolección de residuos sin tener los elementos adecuados y necesarios para la tarea; animales maltratados, lacerados, sin herradura y obligados a trabajar sin descansos, desnutridos y deshidratados que incluso llegan a morir o agonizar en la calle; varios derechos de los niños son vulnerados bajo la actual estructura laboral que llevan adelante los adultos arriba de carros de tracción animal; los carros son conducidos por menores de edad, los cuales no solo no gozan de sus derechos básicos manifestados por Unicef y tutelados en nuestra Constitución Nacional a partir de la reforma de 1994. Por estos motivos, el trabajo infantil no solo es contrario a los tratados internacionales firmados por Argentina, sino que también es inconstitucional; los niños son obligados a trabajar llegando incluso, a ser desprovistos del derecho de asistir a la escuela; menores de edad se ven expuestos a situaciones cotidianas de maltrato animal. Este tema de ninguna manera es menor, ya que diversos estudios señalan que los niños expuestos a situaciones de maltrato hacia los animales tienen un alto potencial de convertirse en adultos peligrosos para la sociedad.

Villa María necesita una justicia más activa y más participativa”.

Activistas por el Derecho ANH (Animal No Humano)

Tomás Bernardi, Mirian Durán, Paola Londero, Micaela Martínez, Silvina Simonazzi, Catherine Suárez, Cecilia Tchobanian e Iván Billalba.

Es Justicia.

Más de
4
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
16%
Bronca
66%
Tristeza
0%
Incertidumbre
16%
Indiferencia

Comentarios