Entrevista a Pablo Gignoli

“Villa María es una ciudad muy rockera”

El destacado bandoneonista villamariense radicado en Francia regresó semanas atrás a su ciudad natal y brindará hoy un concierto en el Centro Favio junto a artistas locales, bajo el nombre de Los Pasajeros Permanentes
sábado, 17 de abril de 2021 · 08:30

-¿Cuánto hacía que no venías a Villa María?

-Hace dos años que no estaba por aquí y vine casi de imprevisto porque con la posibilidad de que todo se vuelva a cerrar a causa del Covid-19, no quería pasar otro año sin ver a mi gente.

-¿Qué te acordabas de tus últimas visitas y de tus primeras incursiones en el ambiente musical?

-La verdad es que desde que vivo en Francia estuve viniendo poco y por pocos días, pero sigo manteniendo buenas relaciones con mucha gente de acá, y ahora estoy viendo el fruto de esas amistades que me están ayudando a armar este concierto en el Favio con muchas pilas y buena onda. Vale decir que mi “prontuario musical” empezó en el coro infantil dirigido por Coqui Dutto y creo que mi primer “gira” fue con el coro a ¡Leones! cuando tenía, no sé, 8 años. Después en la adolescencia formé dos bandas: Perseguidos por las Moscas, con Fecao Ruviollo, quien nos acaba de dejar hace un par de meses, y su hermano Carlos, quien va a pasar música este sábado en la previa del concierto bajo el nombre de DJ Blackrubi. Mi otra banda fue Lapso Azafrán, más psicodélica, donde se sumaron Lucas Pozzerle y Matías Musa. Villa María siempre fue una ciudad muy musical y muy rockera.

-¿Qué es lo primero que te sorprende al llegar a la Villa?

-Siempre me sorprenden las calles anchas, las casas bajas, ¡ver el cielo! También, pasear por la costanera es un placer enorme que en otro momento no lo disfrutaba, pero ahora lo veo como un lujo total. Me resultó muy agradable la estética que ha logrado la ciudad; veo mucho cuidado en la iluminación de los comercios, los colores, los grafismos. Supongo que eso se debe a que hay una gran cantidad de gente joven y a la UNVM. Veo que la vida de la ciudad gira bastante en torno a la Universidad y la educación es lo más importante.

 

Palo Pandolfo, Fernando Samalea y Las Pelotas

-En estos días pudiste tocar junto a Palo Pandolfo y ver a Las Pelotas en vivo. ¿Qué te parecieron esas experiencias?

-Con Palo grabé hace unos años dos temas en su disco “Ritual criollo” y cuando por el organizador del concierto, Ramón Lozano, me enteré de que venía a Malabar, directamente le escribí a Palo para autoinvitarme y la propuesta fue aceptada. Además de eso fui a Armstrong (Santa Fe), a tocar con Fernando Samalea (histórico baterista de Charly García y Gustavo Cerati, entre muchísimos otros), con quien además estoy a punto de sacar un álbum en trío con mi compañero de aventuras europeas y anteriormente porteñas, Sebastián Volco. También estuve tocando en Buenos Aires con la Fernández Fierro y con mi antiguo cuarteto, similar al que van a poder escuchar el sábado, llamado Derrotas Cadenas. Lo de Las Pelotas fue genial porque me enteré cuatro horas antes que tocaban en Villa María, por medio de Malu Campello, que es una brasileña amiga de hace tiempo y que es la fotógrafa oficial de la banda; me avisó que estaban acá, así que terminé conociendo a la banda en camarines.

-¿En qué quedaron tus proyectos en Francia, como TAXXI Tango XXI?

-Mis proyectos musicales en Francia están muy bien. Como te decía anteriormente con el dúo, ahora devenido trío Volco & Gignoli + Samalea, el próximo 23 de abril sacamos un pequeño gran álbum con versiones muy personales de clásicos inmortales como “Volver” en una versión a lo Serú Girán pero con sonido actual, o “Life on Mars” de Bowie enganchado a Piazzolla...

Esperamos con ansias que esta pandemia se acabe para poder armar una gira por el país. Con TAXXI Tango XXI hace justo un año sacamos “Alimentation Générale” (Almacén en Francia), un disco muy logrado donde nos metimos con algunos asuntos que tienen que ver con la buena o la mala alimentación y el cuidado de la misma. Este año encaré una nueva grabación por una profunda necesidad de seguir haciendo música y avanzando pese a la imposibilidad de tocar en vivo. Si todo va bien, este año sacaremos un álbum de estilos variados, siempre dentro del género del tango pero mucho más abierto, con más batería, teclados, con varios cantantes, entre ellos el Chino Laborde y Sebastián Galeotta.

-¿De qué manera armaste la banda local?

-Conozco a la violinista Florencia Veronese de toda la vida y cuando le comenté que venía me propuso armar algo, alguna charla, curso o concierto. Ella se ocupó de encontrar a Lucas Leguizamón en piano y a Elías Miles en contrabajo, los tres tocan en la orquesta La Cabulera (de la UNVM).

Además, y por si fuera poco, mi gran amiga Laura Felipe se ofreció para que organizáramos una milonga, pero con el riesgo de no poder llevarla a cabo por la pandemia tuvo la fantástica idea de conseguirnos una fecha nada más y nada menos que en esa hermosa sala. Así que arremetimos con un montón de ensayos y vamos a poder mostrar un repertorio de tango actual basado en composiciones mías y algunos tangos antiguos, pero en versiones personales. Lo que la gente va a escuchar por momentos tiene relación con el tango “normal”, y por momentos se va un poco hacia otros colores, armonías y ritmos. Es un tanto más violento en su sonoridad, se juega mucho con las posibilidades de hacer ruidos de las cuerdas, por ejemplo. Nos acompañarán también César Juriol como guitarrista invitado y Los Juli, Juliana García y Julio Cabrera en danza y el DJ Blackrubi en una recepción a las 20, con unos vinitos y todo el protocolo.

 

75%
Satisfacción
12%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
12%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias