El pasado viernes se cumplió un nuevo aniversario de su natalicio

Casas, el gobernador villanovense

Nacido en la ciudad en 1874, se recibió de abogado en la UNC y su presidencia en la Cámara de Diputados lo elevó hasta el mayor cargo provincial
domingo, 24 de enero de 2021 · 08:30

Escribe Daniel Rodríguez
De nuestra Redacción

Los amantes y conocedores de la historia villanovense recordaron el pasado viernes 22  a Absalón Doncel Casas, villanovense nacido en 1874 y único gobernador cordobés nacido en tierras donde tanto ha pasado y pasará.

 

Un poco de historia

Volando hacia atrás en el tiempo, Casas cursó sus estudios en el Colegio Nacional de Rosario (la primera escuela rosarina)  y más tarde estudió Abogacía en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), tradicional casa de altos estudios de la cual egresó como letrado 1899.

El jurista además fue nombrado profesor suplente de la cátedra de legislación industrial y agrícola.

Por aquellos tiempos de mocedad también publicó un manifiesto en el extinto diario local “Los Principios”. Fue en septiembre 1897, refiriéndose a un conflicto por la acequia con Villa María.

Instalado en La Docta, Casas ocupó diversos puestos en la administración municipal y mantuvo una activa vida política. Fue concejal en la ciudad de Córdoba, secretario general del ejecutivo y desde el 5 de marzo de 1908, secretario de la Comisión Administradora formada por la intervención provincial.

En 1910 asumió como diputado provincial por el departamento Punilla, siendo presidente de la Cámara hasta el año siguiente; esto último traería consigo un hecho trascendental.

 

El arribo

Justamente, la presidencia de la Cámara de Diputados, fue el camino por el que llevó a ser gobernador interino de Córdoba, entre el 30 de abril y el 17 de mayo de 1910; ocupando  durante 16 días lugar de Manuel Ordóñez (también de paso fugaz) y siendo predecesor de Félix Garzón y Manuel Peña Vidal, que habían ganado en los comicios al no tener oponentes.

Es importante destacar que por aquellos momentos existía un intríngulis institucional en medio de  incidentes políticos, intervención de la nación, renuncias y asunciones.

La renuncia del vicegobernador demócrata Jerónimo Del Barco un par de años antes (en 1908)  había también acotado el camino de Casas hacia el sillón.

Luego de las elecciones que definieran las autoridades en los meridianos cordobeses, el villanovense viajó hacia Rosario, provincia de Santa Fe, donde ingresó al poder judicial en la Cámara de Apelaciones.

En el litoral, formó parte la comisión reformadora de las leyes procesales de Santa Fe y presidió la cámara de apelaciones en tres oportunidades desde 1912 y hasta su retiro en 1932).

 

Los últimos días

Con Dominga Vásquez como esposa, un 3 de junio de 1947, a los 73 años, el hombre dejaría de existir en la misma Rosario  dejando a diez hijos, de los cuales Absalón Domingo, fue catedrático, docente y legislador provincial; el menor, Gustavo Adolfo, fallecido el 31 de marzo del 2014 a los 94 años, mientras estaba hospedado en el Colegio Máximo de San Miguel, dada su condición de sacerdote Jesuita y Julio Argentino, abogado, alcanzó la Presidencia de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe.

Los documentos también hablan de discusiones  de Casas con acusaciones cruzadas, y es arena de otro costal.

 

José Victorio López

Es importante no olvidar en este artículo a José Victorio López, quien también fuera gobernador cordobés en 1852 y se convirtiera en villanovense “por adopción” ya que había nacido en Córdoba pero se afincó en la ciudad.

Sus restos permanecen en el cementerio San José, pero esa es otra historia.

 

5
1
50%
Satisfacción
25%
Esperanza
25%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios