DÍA DEL CORREDOR PÚBLICO - Fernando Saires – Servicios Inmobiliarios

Tiempos de quietud

viernes, 23 de octubre de 2020 · 13:01

El corredor público Fernando Saires fue consultado por El Diario para conocer su mirada sobre el panorama inmobiliario de la ciudad.

“Respecto a las ventas está todo bastante quieto. Antes de la última devaluación, cuando el  dólar estaba a $135, había consultas varias. Incluso, hacían ofrecimientos agresivos en dólares -entre un 20% y un 30% menos de los valores que se manejaban-, pero cuando llegó a $150, se apagó el teléfono”, señaló, al referirse a la cautela que tienen tanto vendedores como compradores de inmuebles ante el actual escenario de devaluación del peso e incertidumbre sobre la cotización de la moneda estadounidense.

“Es como todo, lleva un tiempo hasta que se acomoda. Los que hace muchos años que estamos en esto, sabemos que es así. Pero la realidad es que hoy está difícil ponerle el precio a las cosas, y más a los inmuebles, porque no hay parámetros claros”, señaló.

“Siempre a los precios los define el mercado, pero hoy, al no haber tanto movimiento, con un contexto inflacionario y devaluatorio agravado por la pandemia, no hay un mercado de referencia con el que te puedas basar”, explicó. “La realidad es que las partes quieren hacer el mejor negocio pero, sin parámetros y en este contexto, ese equilibrio es difícil”, apuntó.

Otro tema que empuja a la baja del movimiento de compraventa de propiedades es el hecho de “que no hay créditos”. “Es imposible en un escenario inflacionario tomar créditos para viviendas y tampoco los bancos los están dando”.

Estima que cuando se aclare el panorama se retomará el ritmo, dado que la construcción, si bien a menor ritmo, ha seguido avanzando. “Los desarrollistas de la ciudad siguen apostando, tal vez a un ritmo un poco más lento, pero no se han quedado”, señaló.

También dijo que, si bien hoy se habla del contexto de pandemia, “no hay que olvidar que la crisis empezó antes”.

 

Alquileres

Otro aspecto que en la ciudad se manifiesta crítico es el de los alquileres. Coincidió con sus pares en que la suspensión por tiempo indeterminado de las clases presenciales hizo que muchos abandonaran los departamentos que rentaban para seguir estudiando desde la virtualidad en sus pueblos.

En lo que hace a precios, señaló que esta realidad hizo que haya mayor disponibilidad de departamentos y disminuyera el margen de rentabilidad “y si bien con la nueva ley se levantaron un poquito, porque hay que calcular 12 meses con el mismo precio, no han llegado a recuperar los márgenes que tenían antes, que de por sí ya era bajo”.

En lo que hace a morosidad, en su caso particular “no hay mayores problemas”, solo advirtió que gente que pagó siempre en tiempo y forma “ahora está pagando después del 20 porque argumenta que cobra el sueldo fuera de término o en dos veces”. “En mi caso, los alquileres que manejo no han tenido un mayor índice de morosidad por la pandemia”, planteó.

El otro tema de interés que vive el mercado inmobiliario y que afecta al movimiento de la ciudad es el del sector comercial. “Hay, en la mayoría de los casos, muy buena voluntad de los dueños de locales comerciales con los inquilinos que tienen su negocio cerrado por la pandemia o con los que lo tienen abierto, pero no están vendiendo por el menor movimiento”, dijo. “Hemos estado trabajando para acercar las posiciones y se ha logrado en muchos casos que se done la mitad del alquiler o se perdone uno o dos meses. Igual, muchos optaron por cerrar y devolver el local, no por el valor del alquiler, sino porque no hay ventas”.

 

Pasado, presente y futuro

En cuanto a la evolución del sector, Fernando Saires señaló que él comenzó en la actividad del corretaje hace casi dos décadas. “Tuvimos épocas duras a partir de la crisis de 2001 en adelante, luego vinieron años fenomenales, años de gran movimiento y de desarrollo gracias a la Universidad y al contexto agropecuario, entre otros factores. A partir de 2009, 2010, empezó la cosa a aflojar un poquito, pero se mantenía; y desde 2017 en adelante, la cosa vino en picada”, aseveró.

En lo que hace a las perspectivas de futuro dijo que trata de ser positivo, “pero igual, sé que nos va a llevar bastante tiempo”, concluyó.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios