DÍA DEL CORREDOR PÚBLICO - Ines Caisutti, de Poblar

Crecer al ritmo de la ciudad

viernes, 23 de octubre de 2020 · 13:02

Todas las actividades económicas en todo el mundo atraviesan esta situación difícil generada a raíz de la pandemia por coronavirus. En ese escenario, para recordar a los corredores en su día, es que quisimos saber en las voces de los protagonistas cómo están desarrollando sus tareas.

Inés Caisutti (foto), de Inmobiliaria Poblar, fue una de las consultadas y no dudó en señalar que, más allá de algunas excepciones, el momento actual es de “bastante incertidumbre”.

“Si pensamos en alquileres, es un año complejo porque muchos estudiantes están dejando los departamentos”, dijo. “Algunos esperaron el vencimiento del contrato y otros directamente optaron por devolverlo y regresar a sus pueblos. Tengo, incluso, gente que alquiló en marzo y no lo pudo ocupar”, acotó.

“Si bien el mercado de alquileres es amplio, es innegable que la proporción que ocupan los estudiantes es importante”, agregó.

“Es que hay un clima de gran incertidumbre, vamos viviendo el día a día”.

“Este año pasó algo inusual. Cuando pudimos abrir después de los primeros 15 días de cuarentena, hubo bastante movimiento. Es raro porque en años habituales, la demanda de alquileres empieza a bajar en marzo. Este año hubo más demanda en invierno, pero después descendió”, dijo, aclarando que habla de un panorama general, dado que en Poblar “tenemos un movimiento importante”.

En lo que hace a alquileres para viviendas familiares “sigue siendo igual, y como frutilla del postre, tenemos pocas casas en oferta. Se han construido más departamentos pensando en estudiantes y faltan casas familiares en el mercado inmobiliario de la ciudad”, indicó.

Dado que en la pandemia hubo decretos prohibiendo desalojos y posponiendo aumentos e intereses por mora, le consultamos a Caisutti sobre el impacto que tuvieron en la actividad. “La verdad es que no nos ha afectado, no tenemos un mayor nivel de morosidad por la pandemia. La gente trata de estar al día porque teme que después no pueda pagar todo junto”, explicó.

 

El dólar, un dolor de cabeza

A la hora de hablar de ventas en el mercado inmobiliario, Inés Caisutti explicó que esta disparidad en los valores del dólar (oficial, blue y otros) hace que se dificulten las transacciones. “Por ejemplo, los principales tomadores -compradores- de viviendas o departamentos son la gente del campo. Muchos podrán decir que es un momento bárbaro porque los commodities tienen buenos precios, pero no todos saben que hay una brecha muy grande en los valores del dólar que percibe el productor y el valor real de la moneda estadounidense. Eso hace que tomen con cautela la decisión de comprar”, señaló.

Otro tema es el de las cotizaciones de los inmuebles: “Han bajado en dólares, porque el único dólar real es el que tenés y, por lo tanto, es al precio que lo conseguís, que está a más de 180 pesos”, indicó.

“Por eso, valuar en dólar una propiedad es un tema muy complejo”, agregó.

Igual, señaló que para aquel inversionista que tenga dólares en billete “es una muy buena oportunidad para comprar departamentos, precisamente, porque en dólares están más baratos”.

 

Historia

Inés hace 18 años que está en la actividad. Comenzó un año que quedará en la memoria de todos como el año de una de las crisis más importantes que vivió el país. “El día anterior que yo abriera la inmobiliaria dieron la notificación del corralito, por lo que te puedo contar que mi primera venta se hizo cuando dieron la posibilidad de sacar la plata sólo si comprabas un inmueble”, dijo.

Ha visto la evolución del mercado inmobiliario. “Fundamentalmente por todo lo que generó la Universidad y la gente que se quedó a vivir en Villa María. En los 90 hubo un despegue, cuando comenzó la inversión en departamentos para estudiantes. A eso se sumaron desarrollos de loteos, viviendas familiares y edificaciones en altura. La ciudad cambió”, referenció.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios