Vecino de Vista Verde pide que se tomen medidas

Señor director:

Vivo en el barrio Vista Verde, donde tengo un almacén al lado de mi casa.

La situación que quiero comentar comenzó en mayo del 2020, cuando se muda, a uno de los departamentos que da de frente a mi patio, una pareja (él trabaja en un taller de autos de la ciudad y ella da clases de inglés).

Tienen un perro cruza con terrier que, desde el primer día, hizo todo tipo de destrozos: las rosas que mi señora tenía desde hace más de 15 años, la mercadería que nos dejaban en el jardín durante la cuarentena (a pesar de estar resguardada por  rejas)... El animal se metía y rompía u orinaba todo, por lo que perdí muchos alimentos y varias veces tuve que tirar todo el pan.

Por todo ello, mi señora fue a hablar con ellos para pedirles que cuidaran al animal y se hacían los desentendidos. Además, el dueño del departamento vino después a amenazarme diciendo que los dejara en paz.

En nuestro barrio hay muchos perros dando vueltas, pero ninguno nos hizo perder mercadería en todos los años que llevamos con el negocio.

Tuve que comprar mallas y las coloqué en las rejas. Así, el perro dejó de entrar, pero igual teníamos que lavar todo el tiempo el frente por el olor a orina del perro, ya que venía hacer sus necesidades en frente de nuestra vivienda y no corresponde que los clientes sientan que concurren a un lugar que no está higienizado.

Fuimos a hablarles nuevamente y mi mujer les gritó que ella ya estaba cansada de trabajar por el perro y que, además,  por los ladridos permanentes que alteraban a nuestros animales y a nuestros hijos, que no podían prestar atención a las clases virtuales como corresponde en medio de semejante lío. Como su esposa tampoco podía dar clases virtuales, lo controló y hubo tranquilidad por un tiempo.

Luego nos apareció una perra muerta en el patio. No desconfiamos de su perro, pero justo comenzaron otra vez los problemas, otra vez discusiones, empezó a venir ya la Policía y él se tranquilizaba unos días, pero después empezaba a largar el perro otra vez.

Y después de otra discusión fea, nos aparecen dos perros muertos de la nada. Entonces, mi mujer lo encara y le grita “asesino”. Fue a la Unidad Judicial, pero no le tomaron la exposición como denuncia, y sí lo anotan como una contravención. Como había feria judicial el tiempo pasó... y nada.

El clima en el que vivimos es feo: mi mujer cada vez que lo ve merodeando cerca de nuestra medianera le grita “asesino” y obvio que discuten. El jueves 16 de junio, él anduvo otra vez merodeando al lado de nuestra medianera y dice que lo hace porque el perro se le escapa, a lo cual mi señora le dice si lo que quiere es terminar de matar los perros que nos quedan. 

Luca, el sargento que vino en la oportunidad, le dijo a él: “Sacá tu animal para otro lado; ella no te pide otra cosa”. Bueno, resulta que el sábado 18 encontramos carnes con pedazos de vidrios en el patio y arriba de la media sombra: llamamos nuevamente a la Policía y fueron muy amables los que vinieron, así que fuimos para la Unidad Judicial, que nuevamente no toman lo sucedido como denuncia y sí otra vez como una contravención, que no sirve para nada.

Hago públicas todas estas situaciones porque ya se tornan insoportables y peligrosas, para que se tomen medidas antes que sucedan males mayores.

Muchas gracias.

José Antonio Mena
DNI 22.078.757

 

Comentarios