Nuestros perros también lloran de felicidad

Un estudio realizado por científicos determinó el comportamiento de los canes, sosteniendo que es un rasgo particular que se creía único en nuestra especie

Los perros son seres queribles y entrañables por muchos motivos. Son las mascotas más elegidas en el mundo por su compañía inseparable, su fidelidad hacia sus dueños, la inteligencia y la ternura con la que se desenvuelven.

También nuestros perros arrastran distintas emociones que muchas veces no reflejan o son difíciles de captar.

Los humanos tenemos distintas formas de expresar nuestros sentimientos, una de las más conocidas, desde nuestro nacimiento, son las lágrimas, un tipo de comunicación no verbal que hoy se sabe que, este rasgo particular que se creía único de nuestra especie, también se comparte con el mejor amigo del hombre, precisa el sitio Enséñame de Ciencia.

De acuerdo a un estudio realizado por científicos en Japón, los perros suelen llorar de felicidad al reunirse con sus dueños tras un día largo de ausencia, por ejemplo.

Este estudio se realizó en 18 perros, midiendo si había un aumento de humedad en los ojos, observando que, en efecto, el incremento de lágrimas aumentaba en un 10 %.

Para asegurarse que el efecto estaba causado por una emoción afectiva entre propietario y mascota, también se realizó el mismo experimento con un familiar del dueño, teniendo como resultado que no había dicho aumento de lágrimas.

La técnica que se utilizó para poder medir la cantidad de lágrimas fue la colocación de un pedazo de papel absorbente en el ojo de los perros durante sesenta segundos y, pasado el tiempo, se hizo un registro del nivel de alcance de la humedad.

Este proceso se realizó antes y después de que los perros se reunieran con sus dueños y con los familiares, obteniendo un mayor alcance de humedad solo con los propietarios de la mascota.

La interpretación del resultado se tomó con base en el conocimiento que se tiene sobre los humanos, en donde se liga el aumento de lágrimas con actividad emocional, infiriendo que los perros tienen este aumento de líquido ligado a emociones de felicidad.

Parte de un segundo experimento realizado por los mismos investigadores fue la aplicación de una solución con presencia de oxitocina (neuromodulador del sistema nervioso central, también conocida como la “hormona del amor”), directamente en los ojos de 22 perros.

Como resultado, se obtuvo un alcance mayor de humedad, concluyendo que lo que desencadena la producción adicional de lágrimas es una elevación en los niveles de oxitocina de los perros al ver a su cuidador.

 

La vacunación sigue en el Belgrano

La Municipalidad continúa llevando adelante la campaña de vacunación antirrábica por distintos puntos de la ciudad.

Hoy será el turno del barrio Belgrano, recorrido barrial entre calle Deán Funes y Marcos Juárez.

Mañana harán lo propio en el Barrio Nicolás Avellaneda (recorrido barrial), de 11 a 17; y el sábado, el operativo se concentrará en la costanera, frente al Polideportivo Guillermo Evans. El domingo, en la costanera, sector Anfiteatro.

Comentarios