Basquet

Falleció Omar “el Zurdo” Costa

Fue considerado como uno de los mejores jugadores del básquetbol villamariense de la historia y una figura emblemática del Club Unión Central, donde jugó 25 temporadas. Tenía 91 años
viernes, 22 de enero de 2021 · 07:00

Escribe Gustavo Ferradans

 

De gran humor y corazón, un tipo bonachón, así era Omar Costa un referente del básquetbol villamariense e identificado eternamente con Unión Central, que falleció ayer a los 91 años.  Omar Osvaldo Costa, al que todos conocían como “el Zurdo”, había nacido en 1929, y dejó una huella indeleble en la historia de “su club” y en el del básquetbol villamariense.

Por 1946, cuando el centenario club de calle Rucci empezó a alentar la práctica del básquetbol a la par de jugadores como Rubén Bonoris, Antonio Aballay, Guillermo Evans, los mellizos Gómez, Oscar Férez, los hermanos Atilio y Florindo Petroncello, Carlos Menard, Manuel Rodríguez, entre otros, aparecía una juvenil promesa, Omar Acosta, haciendo sus primeras armas. El impulso de aquel equipo generó la construcción de la cancha un año más tarde, y que ocupa todavía el mismo lugar donde hoy se encuentra.

 

Primeros malabares

Para remontarse a los primeros pasos de Omar y otros pioneros, hay que llegar al recordado equipo Vigorón. Por cosas del destino aquel club nació justo frente a la actual sede de Unión, por la década del ´30 y su nombre surgió a partir de la donación de un juego de camisetas todas rojas, por parte de un laboratorio de pastillas tónicas, llamadas Vigorón y que sirvió para que ese grupo de muchachos bautizara su club con ese mismo nombre. La historia siguió con una alianza con Rampla Juniors, pero su historia fue apenas efímera, por razones económicas.

En aquel recordado equipo, un robusto pequeño de 10 años empezó sus primeros malabares con la pelota, pivoteando y saltando frente a un aro de básquetbol, hasta convertirse para muchos, en uno de los mejores jugadores villamarienses de la historia. Posteriormente, y por una sola temporada, jugó en Sparta y luego en El Ceibo de San Francisco, a donde se había mudado por razones laborales, en Obras Sanitarias. 

Pero en 1949 llegó a Unión Central y definitivamente quedó atrapado por la entidad “aurinegra” que se transformó en su segunda casa, o tal vez en la primera, según la óptica que se lo mire.

Junto a su hermano José María (“el Chuchi”) se convirtieron con el tiempo en referentes del club Unión, que se convirtió en el patio de su casa, ya que los Costa, vivían a la vuelta de la vieja cancha de tierra. El Zurdo, con su 1,98 metro de talla y un físico armónico, siguió despuntando su pasión; y a su juego le agregó habilidad y velocidad, algo llamativo para sus características físicas.

El Zurdo siempre tuvo que soportar marcas rigurosas, y a pesar de eso, las referencias periodísticas de esos tiempos, mostraban un jugador con un promedio de 20 puntos por partido, en épocas donde no existían los “triples”; un goleador terrible, que podía jugar en cualquier puesto.

En Unión jugó hasta 1974, y durante 25 temporadas consecutivas. Ya con 45 años colgó las zapatillas, luego de una extensa trayectoria, conformando equipos inolvidables con la entidad “aurinegra” y compartiendo equipos con jugadores de la talla de José María Costa, Delfor Menard, Hugo Magnano (padre de Rubén, el exentrenador de la selección argentina y campeón olímpico), “la Polla” Barrionuevo, “Tata” Rizzi, Bomprezzi, Aráoz, entre tantos otros.

Además, durante muchos años fue integrante del seleccionado villamariense y hasta fue convocado por la selección cordobesa en una oportunidad, aunque para muchas esta ha sido una de las páginas más injustas de su historia. Curiosamente, cuando se preparaba para jugar el Campeonato Argentino, el permiso laboral para estar presente en el torneo se demoró tanto que llegó dos meses después de finalizado el torneo, según recuerda la recopilación histórica conocida como “Hombre de Piedra”, que publicara décadas atrás Eduardo Kamienski.

El amor por el básquet por parte de Omar, parece haberse trasladado a también a su familia y a la vida. Estuvo casado con Clori René Carro, y al momento de ser padres, fue también fue con un “doble”, con los mellizos Jorge y Oscar.

Su cariño por el club Unión se prolongó en el tiempo y fue colaborador permanente de distintas actividades de la entidad, con una activa participación durante los festejos por el centenario de la entidad, en 2008.

En el basquetbol local, uno de los homenajes más recordados data del año 2009, cuando la Asociación de Basquetbol de Villa María organizo el Regional que tuvo en juego la Copa Omar “Zurdo” Costa, un gran reconocimiento a su historia deportiva.

Su restos fueron sepultados  durante la tarde de ayer en el cementerio parque La Naturaleza.

 

El Zurdo siempre tuvo que soportar marcas rigurosas, y a pesar de eso,  las referencias periodísticas de esos tiempos, mostraban un jugador con un promedio de 20 puntos por partido, en épocas donde no existían los “triples”.

 

El mensaje de Unión

El Club Unión Central publicó en sus redes sociales este comunicado: “Lamentamos profundamente comunicar el fallecimiento de Omar Costa, histórico exjugador y entrañable miembro de la familia aurinegra.

Una triste jornada para toda nuestra institución por la pérdida de uno de los miembros más queridos, quien representara siempre con tanto orgullo los colores de Unión, llevándolo incluso a ser destacado a nivel provincial.

Acompañamos a la familia Costa, amigos y allegados, enviando nuestras más sentidas condolencias. Hasta siempre, querido Omar”.

 

Más de
3
1
0%
Satisfacción
15%
Esperanza
0%
Bronca
84%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios