Actualidad de la Editorial Universitaria

Tanto en el papel como en la pantalla

Carlos Gazzera, titular de Eduvim, se refirió a 2020 y planteó las expectativas para el nuevo año. Con 17 títulos lanzados en los últimos 12 meses, para el primer trimestre se planean ocho más. Mayor presencia en las redes, cobertura de todos los géneros, la pandemia y la cuestión económica..
domingo, 10 de enero de 2021 · 09:00

Escribe Daniel Rodríguez
De nuestra Redacción

Carlos Gazzera, titular de la Editorial Universitaria Villa María (Eduvim), se manifestó satisfecho respecto al año que acaba de finalizar. Es que, si bien en 2020 la pandemia y los saltos de la economía no dieron respiro, “se pudieron cumplir los sueldos de todas las personas que trabajan en el espacio”.

En cuanto a publicaciones, el sello académico sumó 17 títulos entre novelas (dos), poesía (uno) libros infantiles (dos) y textos de divulgación (12). Así, para este primer trimestre proyecta ocho más.

Otro de los factores que se vieron fortalecidas fueron los del comercio y la visibilidad a través de Internet (ver aparte), donde se expuso un implemento de interesados.

“Fue año difícil en el sentido de que prácticamente la actividad no tuvo normalidad hasta el segundo semestre (agosto)”, destacó Gazzera en diálogo con El Diario, y se explayó:  “En el primer semestre, más que publicar libros nos acomodamos a la pandemia y a generar los protocolos y las cuestiones que tenían que ver sobre todo con la ejecución del presupuesto”.

“También realizamos cobranzas que teníamos atrasadas, las cuales son un remanente que tenemos año a año”.

“Hoy, una vez terminado el año, tenemos la satisfacción de que ningún contratado perdió su trabajo ni dejó de percibir su salario, algo que es un logro importante porque llegamos  ‘parados’”, dimensionó.

 

Reestructurar

En la seguidilla de temáticas atravesadas, especificó como otro objetivo “reestructurar el plan de edición”.

“De los 40 títulos que teníamos pensados para 2020, salimos con 17 y reajustamos las tiradas de esos libros de modo que, presupuestariamente, gastáramos lo que teníamos y se generaba”.

“Realizamos también una readecuación de funciones. Es fue priorizar la venta de librerías, de la editorial a través del e-commerce”. 

De igual manera, y ante todas las trabas, el fin del calendario fue satisfactorio para tal sector ya que en comparación con otros sellos académicos, pocos fueron los que dieron a luz más de cinco lomos.

“Hicimos una sola reimpresión, pero no era un libro del año pasado, sino de un éxito, que fue el tomo V de la ‘Historia feminista de la literatura argentina’, que agotó su primera tirada en dos meses”.

“También nos fue muy bien con otro libro infantil que habíamos sacado. Se trata de ‘El llamado’, de Florencia Kaneshiro. Un libro-álbum que vendió 700 copias, y estamos reimprimiendo para el año que viene relanzarlo. Es un libro seleccionado por el Ministerio de Educación para una compra que van a realizar y estamos esperando solamente que se concrete”.

Otro de los ejemplares que marca un funcionamiento positivo es “Mauricio Macri”, de Carlos Seggiaro.

Por último, comparando los años de crisis económica y el año de la pandemia, Gazzera reflexionó que los más duros fueron los años del macrismo. “Durante aquel tiempo no solamente no hubo compras del Ministerio ni hubo apoyo de ningún tipo al sector, sino que además universidades como las nuestras se vieron perjudicadas. El neoliberalismo dejó a la industria librada al mercado, algo que no puede hacerse porque las industrias culturales requieren la intervención estatal para ser sustentable”.

“Por otra parte, la pandemia fue un golpe fuerte donde nuestras ventas cayeron un 60% en las ventas de papel, pero no somos los que más hemos sufrido, porque de algún modo pudimos pagar todo y mantenernos”.

“Terminamos un año por lo menos agachados, pero hay otros que están de rodillas”, sintetizó.

Mirando a futuro, desde Eduvim se muestras expectantes. “Ahora hay una voluntad del Ministerio de Educación y Cultura”, cerró.

 

Con mayor presencia en las redes

Referido a la cuestión digital, donde los usos y costumbres debieron fortalecerse y adaptarse ante el aislamiento obligatorio por la pandemia de COVID-19, Carlos Gazzera,  titular de Eduvim, valoró que se encontraron mayormente orientados al haber tenido una incursión previa.

“Desde la editorial ya veníamos haciendo (en el caso de presentaciones de autores internacionales) algunas cosas en el campo virtual. Se trata de videos que se hacían en vivo, o bien, se reciclaba el ‘vivo’ para que se vieran luego como videos. Eso nos dio una experiencia que no nos agarró mal parados”, valoró.

“Nuestro principal logro, más allá de no haber desaparecido, fue habernos mantenido con presencia en las redes sociales. Todos los números de seguidores crecieron tanto en Twitter como en Instagram. Además triplicamos la cantidad de usuarios de nuestro canal de YouTube”, reforzó.

En cuanto a actividades, el sello realizó un ciclo de ocho encuentros con charlas de autores, algo que les otorgó visibilidad y sumó espectadores ya que muchos estaban “desde casa”.

En tanto, en el segundo semestre, teniendo en cuenta las Ferias del Libro de Bell Ville, La Rioja o Formosa, el grupo llevó adelante 18 presentaciones, siempre en el marco de la virtualidad y exponiendo obras que ya habían sido impresas previamente. 

 

Con nueva tienda

Otro de los puntos fuertes, según valoró el entrevistado, fue la incorporación de una tienda digital propia que aún no fue lanzada. Libros que anteriormente se gestionaban mediante Amazon, ahora no tendrán un intermediario.

“Esto marca un crecimiento. Incorporamos nuestra propia tienda de libros digitales y, si bien no está lanzada, tenemos 150 usuarios y hemos vendido más de 170 productos. Tal cuestión es promisoria para nosotros porque cubrimos la inversión. A veces suele ser un gran problema el hecho de invertir en una tecnología y no saber cuándo esto se va a recuperar”.

 

Acceso abierto

Finalmente, entre las novedades de 2021 aparecerá la propuesta de Acceso Abierto. La misma permitirá que se “liberen” algunos títulos del catálogo para ser descargados de manera libre y gratuita.

“El lector va a poder descargar el libro y tenerlo en PDF, pero además lo va a poder comprar en papel o de forma digital”, subrayó.

Más de
20%
Satisfacción
60%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios