Villa María en la Red que busca los nietos y las nietas

domingo, 20 de diciembre de 2020 · 08:30

Escribe Jesús Chirino
Nota Nº 635

La Red por el Derecho a la Identidad colabora en la lucha de Abuelas de Plaza de Mayo por encontrar a sus nietos y nietas y defender el derecho a la identidad que aún hoy, en muchos casos, sigue siendo vulnerado. Nació en un contexto muy distinto al actual, cuando las Abuelas recién iniciaban la convocatoria a sus nietos y nietas, para que fueran partícipes de su propia búsqueda. En esa época tanto los derechos humanos en general como el derecho a la identidad no tenían protagonismo en las políticas de Estado.

Aún se vivían las duras consecuencias de la crisis de 2001 y las dificultades económicas que se enfrentaban hicieron pensar a las Abuelas que a muchos jóvenes con dudas acerca de su identidad les sería difícil acercarse. Decididas, como siempre lo fueron, salieron a buscarlos y construir un entramado organizacional que colaborara con esa tarea. Villa María también participó, y continúa haciéndolo, en las acciones tendientes a encontrar los nietos y las nietas.

 

El nodo Villa María

En el año 2005, Estela Barnes de Carlotto y Buscarita Roa, integrantes de Abuelas de Plaza de Mayo, visitaron la ciudad de Villa María. Ante una nutrida concurrencia dieron una charla en el patio cubierto del Inescer, entonces ubicado en la esquina de Santa Fe y Estados Unidos. Junto a la recordada socióloga Encarnación Sobrino, el Animador Sociocultural Ricardo Carballo, tuve el honor de presentar a estas dos incansables luchadoras. Por su parte el artista local Fabián Lencina contribuyó al acto con un impactante mural realizado sobre tela, que actualmente se encuentra exhibido en el  nuevo edificio del Inescer  “Dr. Angel Diego Márquez”.

Por entonces las Abuelas recorrían la geografía nacional, continuando su búsqueda e iban trazando la trama de lo que sería la gran Red por el Derecho a la Identidad, iniciada en 2003. Antes de esta fecha, durante dos años, habían viajado por las provincias argentinas difundiendo la búsqueda de los nietos y las nietas apropiadas en dictadura y conformando un colectivo diverso y heterogéneo para acompañar esta lucha en cada localidad. Cuando llegaron a Villa María, hacía un año que en el exterior habían organizado los nodos de España e Italia. Más tarde conformarían los de Francia y Canadá/Estados Unidos.

En circunstancias de aquel encuentro y del trabajo de familiares de desaparecidos que viven en Villa María, surgió el nodo Villa María de la Red que, en su primer tiempo, se reunió en la biblioteca del Inescer, la misma que actualmente lleva el nombre del Profesor Eduardo Requena, educador  villamariense desaparecido durante la dictadura.

Luego, el nodo local de la Red funcionó en la sede de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren), en calle Chile; después se trasladó a la sede del Centro de Investigaciones de la Economía Social (Fundación CIESO) en calle Lisandro de la Torre, de allí pasó a trabajar en un local del Paseo de la Villa donde desarrollaba sus tareas la Unión de Trabajadores de los Estados Municipales (UTEM) institución con la que continúa ligado.  

 

Buscando en toda la geografía

Las Abuelas mediante un trabajo inteligente y constante, en diferentes puntos geográficos, fueron construyendo alianzas con instituciones y personas comprometidas con la restitución de la identidad a quienes les había sido sustraída. Fue de esa manera que dieron origen a esta Red por el Derecho a la Identidad que, sostenida por la militancia y solidaridad de quienes la integran, sigue generando actividades y se constituye en el puente inequívoco entre Abuelas de Plaza de Mayo y la Conadi, y todas aquellas personas con dudas sobre su origen o con información sobre posibles hijos e hijas de desaparecidos.

A lo largo de la historia de Abuelas se recuperaron un total de 130 nietos y nietas. Dentro de eso debe decirse que en los 17 años de trabajo que lleva la Red se han resuelto 60 casos, pero aún restan casi 300 nietos y nietas por encontrar: hombres y mujeres de entre 40 y 45 años que pueden estar viviendo en cualquier rincón del país o del mundo. Por eso, la labor de la Red se vuelve indispensable.

Desde Abuelas se señaló que en “este fin de año, deseamos visibilizarla para reconocer su trabajo, y para que quienes tengan dudas o información, acudan a la Red en sus localidades, que son nuestros representantes más genuinos y capacitados. A ellos y ellas, nuestro agradecimiento y la seguridad de que solo el trabajo colectivo nos permitirá seguir encontrando a los nietos y nietas que faltan”.

En la página de Abuelas (www.abuelas.org.ar) se encuentran todos los datos necesarios para contactarse con cada uno de los nodos.

 

Unos 38 nodos trabajando en la búsqueda

Durante esta semana que termina Abuelas de Plaza de Mayo junto a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) presentaron la imagen institucional de la Red por el Derecho a la Identidad

Durante este 2020, año marcado por la pandemia que aún sufrimos, se realizó un gran trabajo para el fortalecimiento y expansión de la Red logrando la regionalización y la suma de tres nuevos nodos a los ya existentes: Las ciudades de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos, la capital de Corrientes y en nuestra provincia de Córdoba se organizó el nodo “Punilla Córdoba Norte”.

Estos nuevos nodos ya cuentan con sus respectivos referentes capacitados para evacuar consultas sobre la búsqueda de nietos y nietas apropiados/as en dictadura.

A partir del meritorio trabajo realizado por Abuelas, Conadi y quienes integran la Red, que incluyó numerosas instancias virtuales, la Red por el Derecho a la Identidad se encuentra  funcionando en 34 ciudades del país y  cuatro en el extranjero.

La búsqueda de las nietas y los nietos apropiados durante el terrible proceso dictatorial conlleva un complejo trabajo que, aún en la actualidad, continúa demandando capacitación y una constante reflexión. Abuelas es una institución reconocida por su capacidad para idear estrategias y acciones para continuar con esta búsqueda que es tan trascendental para la sociedad argentina. Esto es fruto de un persistente trabajo.

Durante este 2020 se realizaron encuentros mensuales y reuniones regionales lideradas por las filiales de Abuelas de Plaza de Mayo. En el caso de Córdoba, por la de la capital provincial con la figura de la querida Abuela Sonia Torres.  En esos encuentros los nodos de la Red por el Derecho a la Identidad protocolizaron las consultas, evaluaron estrategias de búsqueda y se capacitaron en diversos temas para seguir acompañando la búsqueda de nietos y nietas en pandemia.

En el mismo sentido, en un contexto en el cual todo se volvió virtual, desterritorializado e intangible, se entendió la urgencia de unificar la imagen de la Red por el Derecho a la Identidad, para potenciar, desde lo visual, las decenas de actividades que se desarrollan a lo largo y ancho del territorio nacional y el mundo.

La artista Silvina Zamita, de Marcos Juárez, subió una obra a las redes con la leyenda “la abuela nos enseñó que en la escondida, el juego terminaba recién cuando aparecían todos”. Es una frase que contiene mucho de la filosofía de Abuelas, la búsqueda continúa hasta que se encuentren todos los nietos y las nietas. Si tenés dudas, o conocés alguien pueda tenerlas, comunicate mediante la página de Abuelas.

 

1
1
50%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios