Tendencia en desarrollo de viviendas en la ciudad

Optimizar recursos para la construcción sustentable

miércoles, 21 de septiembre de 2022 · 08:30

Escribe: Facundo Rojas Díaz
ESTUDIANTE DE LA UNVM, en pasantía en El Diario


“La construcción sustentable es un proceso de mejora continua, que busca obtener niveles de desempeño cada vez más altos y crear lugares ambientalmente responsables, saludables, equitativos y rentables. Aplicando una mirada holística a los sistemas naturales, humanos y económicos, y encontrar soluciones que favorezcan la calidad de vida de todos”, definió el director de arquitectura de Ingen Desarrollista, David Salomón.

El profesional explicó que la aplicación de la luz natural en los diseños arquitectónicos forma parte del concepto de edificación sustentable y que “la riqueza que aporta la luz natural a la arquitectura, unida a la necesidad de racionalizar el gasto energético de las edificaciones, la ha situado nuevamente en un lugar, preferente a la hora de concebir un proyecto arquitectónico”.

El arquitecto resaltó la necesidad de “hacer un buen uso de este recurso, con el fin de evitar deslumbramientos, malos contrastes u otros que puedan afectar la vista y la comodidad”. Y aclaró que, de no ser así, se generará un acondicionamiento lumínico no adecuado de los espacios interiores y no serán aprovechados por falta de confort térmico-lumínico, consumiendo así “mayor energía eléctrica en iluminación artificial”.

En ese marco, para evaluar sus beneficios, Salomón trabajó en un proyecto sobre las llamadas “Aulas de los institutos 2”, ubicadas en la Universidad Nacional de Villa María. Detalló que cuando los alumnos utilizaban las aulas, cerraban las ventanas y prendían la luz eléctrica. Por este motivo, “no podían disfrutar visualmente del parque ni absorber esa iluminación natural que puede servir para el desempeño”.

Por lo tanto, dentro de la investigación, propuso una solución que no fuera destructiva con la fachada del edificio, sino que sumara un elemento para ampliar el ingreso de luz, y agregó que la falta de control sobre la iluminación solar en el espacio “no responde a un hábitat sustentable”.

 

Un proceso integrador

La decisión del uso del alumbrado natural como fuente principal, requiere conocer su comportamiento y una cuidadosa planificación en su fase de anteproyecto; por eso, en Ingen Desarrollista se aplica un proceso integrador “donde interviene un grupo interdisciplinario para el diseño y el funcionamiento de construcciones sustentables”, explicó Salomón.

Esta forma de trabajo se aplica al momento de proyectar y construir una vivienda particular, donde la toma de decisiones se hace de manera integral y se abordan las “soluciones a un problema de manera más eficiente”, agregó el experto. Además, amplió que este análisis se presenta en todo el ciclo de la construcción, desde el prediseño, luego en su etapa de ejecución y planificación, siempre monitoreando su vida útil, aplicando mejoras y adaptando nuevos requerimientos hasta que la obra finalice “causando el menor impacto posible, respetando el entorno; si hay un árbol, se respeta y, si no hay, se colocan”.

El arquitecto comentó que “la etapa de la construcción es muy amigable también con la sustentabilidad y con el ambiente, porque se trata de construir siempre con materiales de la zona, lo que ayuda a tener menos transporte y menos emisión de dióxido de carbono”.

Para concluir, destacó que “los pilares para una construcción sostenible son: la optimización de los recursos y materiales, la reducción del consumo energético y el fomento de energías renovables, la disminución de residuos y emisiones, aminorar el mantenimiento y aumentar la calidad de vida de los ocupantes de los edificios”.

Comentarios