Entrevista a Gustavo Bonadero, presidente electo de la Seccional 5 del Colegio de Arquitectos

“Nos interesa especialmente el arquitecto que vive de la arquitectura”

“El principal desafío de nuestro equipo es lograr cambios para que al profesional de a pie se le facilite la tarea”.
miércoles, 24 de agosto de 2022 · 08:43

Gustavo Bonadero es el presidente recién electo (las elecciones fueron el 18 de agosto) de la Seccional 5 del Colegio de Arquitectos, una de las más extensas de la provincia, que tiene seis regionales. La 6 abarca desde Toledo hasta Canals y agrupa a casi 900 profesionales.

Su mandato comenzará el 29 de septiembre, por lo que todavía tiene poco más de un mes para seguir ejerciendo como tesorero de la institución, cargo que ostenta desde hace dos años.

En diálogo con El Diario, Bonadero resaltó lo armonioso del proceso electoral del que resultó ganador por la lista Celeste y agradeció el debate franco y noble de sus colegas que no resultaron ganadores en los sufragios, algo que “no siempre ha sido así”, señaló.

Comenzó como vocal, continuó como delegado de Deportes, después fue delegado en la Junta de Gobierno, lo que avala una larga trayectoria en la vida política institucional.

“Formo parte de un grupo de trabajo que hace ya varios años que venimos juntos y lo que planteamos es una evolución. Y nuestro principal objetivo es facilitarle el ejercicio de la profesión al arquitecto de a pie, al arquitecto que vive del ejercicio de la profesión de forma liberal, el que ejerce la profesión en la calle, que tiene que conseguir un cliente, hacer trámites, poder cobrarle, llevar adelante la obra. Como presidente, represento a todos los arquitectos, claramente, pero, por ejemplo, si hay un arquitecto que de vez en cuando hace un plano, pero heredó un campo y vive de eso, o si un arquitecto trabaja, digamos, para una Municipalidad y cobra un sueldo de ahí, o es arquitecto, pero ejerce la docencia, seguramente no conocen a fondo la problemática del profesional que vive estrictamente de su profesión; y a ese profesional  es al que privilegiamos. Desde luego, todos los arquitectos son convocados, pero nos interesa especialmente el arquitecto que vive de la arquitectura. Nosotros, como institución gremial que tiene que defender los intereses de los profesionales, estamos especialmente preocupados por  ese profesional. ”, explicó Bonadero.

“En este grupo siempre nos hemos preocupado porque quien asuma la conducción de Colegio tenga la formación y la competencia pertinentes. Uno no puede caer como un paracaidista a conducir una institución que no conoce bien desde adentro”, señaló el profesional.

“El principal desafío de nuestro equipo, es entonces, lograr cambios para que al profesional de a pie se le facilite la tarea, se agilice el ejercicio de la profesión, que se le haga más facil. Afortunadamente, en estos momentos, en la profesión no falta trabajo y la mayoría de los arquitectos tienen obras. Tal vez en los pueblos más pequeños de la Seccional, los municipios sean un poco más permisivos con los constructores y no necesariamente se contrate un arquitecto para construir, es un tema que estamos revisando y conversando con los intendentes, pero en general, en las ciudades más grandes y medianas, no es esa la realidad y cada obra tiene su profesional firmando los planos. Sin embargo, uno de los desafíos que nos espera es el paso definitivo del formato de papel al formato  virtual, en toda la cuestión de los trámites. Parecería que el hecho de saltar del papel a lo virtual debería simplificar las cosas, hacerlas más ágiles y fáciles, pero no siempre es así, porque el sistema se cae, o no funciona... Y ese es uno de los desafíos, perfeccionarnos siempre para que el trabajo de ese profesional sea lo más sencillo posible; porque hace unos años, un arquitecto trabajaba el 60% del tiempo en sus planos y el resto de tiempo en trámites. Y hoy esa proporción se ha invertido. Bueno, el desafío es dar vuelta  nuevamente ese porcentaje y hacerle más sencilla la labor al profesional. En eso estamos trabajando”, finalizó Gustavo Bonadero.

Comentarios